Así vivimos el WPT Valladolid Open


0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

El calor y el público de Valladolid, grandes protagonistas en el torneo celebrado en la capital castellanoleonesa. 

Desde el miércoles pudimos disfrutar de los partidos en el World Padel Tour Valladolid Open. En esa jornada, destacar la garra y la entrega en la pista de Álvaro Cepero y Fernando Poggi ante Fede Quiles y Seba Nerone. Un partido en el que Quiles puso al público en su contra con sus gestos, protestas y actitudes y en el que pagó el precio de la derrota al no estar todo lo centrado que debería en su juego, teniendo gestos de desaprobación incluso con su compañero.

En la jornada del Jueves, no hubo sobresaltos y Cepero y Poggi volvían a protagonizar el choque más emocionante, esta vez ante Willy Lahoz y Aday Santana. Si el resto de partidos de octavos contaban con una pareja de favoritos que sería la que llegase a cuartos de final, en este partido las fuerzas partían muy igualadas y esto se demostró en el marcador, que llegó a 3 sets. El partido se decantaría para Fer y Álvaro en un duelo de igual a igual.

Llegó la jornada del viernes y comenzaron las sorpresas en el cuadro femenino. Disfrutamos, pese al calor agotador, de un vibrante encuentro en el Club Raqueta entre las cabeza de serie número 2, Alejandra Salazar y Marta Marrero, frente a las actuales campeonas de España, Gemma Triay y Lucía Sainz. En 3 intensos sets, Lucía y Gemma lograban llevarse el gato al agua, mostrando un gran despliegue ofensivo y adueñándose de la red con una agresividad que desbarató los planes de seguir en el torneo de Ale y Marta. Demasiados errores de compenetración en la pareja 2 y un alto porcentaje de definición de la pareja NOX hiceron que éstas últimas avanzasen a semifinales.

Valladolid

Por la tarde, en categoría masculina, intensos enfrentamientos en los que nadie daba su brazo a torcer fácilmente, pero donde los detalles marcaban el devenir de los encuentros.

Silingo y Allemandi lograban apear del torneo a Maxi Sánchez y Matías Díaz en un duelo que llegó al tercer set, a base de una mayor constancia en su juego. Paquito y Sanyo lograban superar con más facilidad de la esperada a Cristian y Juan Martín, en el partido que sobre el papel podría ser el más igualado de la tarde.

Bela marcaría el ritmo de juego y las diferencias en el duelo frente a Poggi y Cepero, acompañado por su compañero Pablo Lima, y lograban con la situación controlada su pase a semifinales.

Mucha emoción también en el último duelo de la tarde, entre Moyano y Grabiel contra Lamperti y Mieres. Miguel y Juani lograrían remontar un set en contra inicial para llevarse el gato al agua en torno a las 12 de la noche del viernes.

Sería al finalizar ese partido cuando comenzó La Cena del Pádel, el evento solidario promovido por Colors Padel, Contrapared y Padel 2.0, en el que amantes y trabajadores ligados al sector del pádel pudimos disfrutar de un rato agradable y para una causa solidaria, con más de 500 euros de recaudación para la escuela de pádel adaptado ICARO ENVERA. En esta cena, pudimos conocer a los responsables de la cuenta de eventos de Volvo, Ana y Fernando, con un encuentro muy agradable y divertido.

icaro envera

La jornada del sábado, marcada por las altas temperaturas pese al cambio de horarios propuesto por la organización, hacía que la final fuese una reedición de la vivida en el campeonato de España celebrado en Madrid en la categoría femenina, enfrentando a Lucía Sainz y Gemma Triay frente a las gemelas Mapi y Majo Sánchez Alayeto. En categoría masculina, la constancia y la escasez de errores de Paquito y Sanyo les daban el pase a la final frente a Silingo y Allemandi.

En la otra semifinal, la batuta del partido la llevaba el director de orquesta del circuito masculino; Don Fernando Belasteguín. Pese a que la grada estaba del lado del canoso y Mieres, el ritmo de juego y del partido lo marcaba el director y, lógicamente, se llevaría el partido a su lado en 2 sets, como venía acostumbrado a hacer, Fue en este partido donde empezamos a comprobar algo que no nos gustó para nada de este Open de Valladolid y que desarrollaremos en los comentarios de la final masculina.

final chicas valladolid

Podemos hablar del calor, de las altas temperaturas o de la diferencia de desgaste en el desarrollo del torneo entre ambas parejas o su diferencia en el ranking, el caso es que un huracán llamado Sánchez Alayeto pasó por la capital del Pisuerga, barriendo por completo a sus rivales en apenas 51 minutos de partido, con un doble 6-1 a su favor. Contundencia en la pegada, forzando errores en sus rivales y haciéndose dueñas y señoras de la red lograron ceder sólo 2 juegos en una final claramente decantada para las hermanas.

final chicos valladolid

 

Cabeza de Serie 1 y 2 se medían en la final, a las 11:30 de la mañana en la Plaza mayor de Valladolid. Por momentos la final se descontrolaba, con numerosas roturas de servicio en el primer set, pero con igualdad máxima, resolviéndose la primera manga en un ajustadísimo Tie Break. Sería con la ventaja en el marcador para Lima y Bela cuando comenzaron las actitudes del público que mencionábamos anteriormente y que no tienen cabida en el respetuoso mundo del pádel. Tras un incidente en el partido de semis en el que el juez árbitro, tras la apreciación de Miguel Lamperti sobre la altura del saque del brasileño Lima, señaló una falta de saque, en la final del domingo, un aficionado gritaba mientras Pablo se concentraba para sacar, lo cual generaría en Bela un gesto pidiendo respeto y silencio. Un gran sector del público no comprendía la reacción de Bela y generaría un abucheo y golpes con los pies, mientras el juez árbitro pedía calma y los jugadores estaban preparados. Una nueva decisión polémica del juez árbitro generó comentarios como “árbitro paquete” y nuevamente la ira de muchos aficionados contra Bela y Lima.

 

Respecto a lo puramente deportivo, partido planteado muy bien por Paquito y Sanyo que tuvieron muchas oportunidades y alternativas, pero a los que los errores les condenaron. El globo utilizado por Paquito, que rozaba las nubes del cielo pucelano, creó muchos problemas a Lima, que falló remates en numerosas ocasiones, obligaba a jugar una bola blanda a sus rivales o incluso botaba y salía por los 4 metros en alguna ocasión.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *